Logo AEPDA

Grupo de Trabajo sobre Metodología e Innovación Docente
MID

Asociación Española de Profesores de Derecho Administrativo
AEPDA

La AEPDA ha creado un Grupo de Trabajo de Metodología e Innovación Docente, al que se ha encomendado la puesta en marcha de un repositorio de actividades docentes que permita compartir experiencias y recursos, facilite la implementación de nuevas metodologías docentes en las enseñanzas del Derecho administrativo y difunda las iniciativas de éxito ya experimentadas para favorecer su conocimiento por todo el profesorado que desee aplicarlas.

La labor docente universitaria exige un continuo esfuerzo de innovación y adaptación, derivado de las siguientes circunstancias:

1. Los estudiantes de bachillerato acceden a la universidad con patrones de aprendizaje radicalmente distintos a la tradicional docencia universitaria. Durante sus estudios previos experimentan una gran variedad de estímulos y participan en la aplicación de técnicas innovadoras. El componente de estudio memorístico se ha reducido drásticamente. Además de la clara segmentación de su evaluación en conceptos/procedimientos/actitud, en la ESO y el bachillerato se ha producido en los últimos años una amplia implantación de recursos novedosos: herramientas TIC, juegos de rol, ítems de evaluación continua… Cada vez les resulta más difícil adaptarse a la enseñanza universitaria cuando ésta se circunscribe al patrón clase magistral/caso práctico/examen.

2. El Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), coloquialmente conocido como plan Bolonia, impulsa la implantación de nuevas metodologías docentes en la enseñanza universitaria. Invita a potenciar técnicas docentes que estimulen el trabajo autónomo del estudiante y permitan la adquisición de competencias imprescindibles para su posterior desempeño profesional. Promueve la implantación de iniciativas que logren una implicación directa del estudiante en el proceso de enseñanza/aprendizaje, intentando que actúen como elementos activos del proceso, tanto con su trabajo individual, como mediante experiencias colectivas en el aula (presencial o virtual) y fuera de ella.

3. El volumen de producción jurídica es sencillamente inabarcable. En términos generales, cada dos años se duplica el volumen de información y conocimiento disponible para la Humanidad. La situación impide enfocar la enseñanza universitaria como un camino para conocer la información existente (objetivo memorístico), promoviendo que se plantee como un medio para manejar los recursos que los egresados deben utilizar en su desempeño profesional (objetivo resolutivo). Sin abandonar la necesidad de dotar a los estudiantes de los conceptos y conocimientos básicos de cada disciplina mediante clases magistrales y estudio memorístico, es oportuno adiestrarlos en técnicas de resolución de problemas y verificar la adecuada adquisición de esta competencia en el ámbito de las profesiones jurídicas.

4. Si bien hace unos años el panorama era muy pobre, en la actualidad se observa la continua aparición de nuevas herramientas que contribuyen a mejorar el rendimiento docente y superar los problemas anteriores. Por un lado, se trata de técnicas didácticas que permiten implementar y evaluar adecuadamente determinadas iniciativas (trabajo en grupo, juegos de rol…). Por otro lado, proliferan cada vez más los recursos asociados a las tecnologías de la información y la comunicación. A las primeras iniciativas de aulas virtuales en sus diferentes versiones, se le ha sumado después un abanico de aplicaciones informáticas, muchas de ellas gratuitas (con descarga a los terminales móviles de profesores y estudiantes), que se pueden implantar en la docencia universitaria para dinamizar el trabajo en las aulas o fuera de ellas. Para las actuales generaciones de estudiantes, que son nativas digitales y han utilizado estas herramientas en la ESO y el bachillerato y se han familiarizado con ellas, este entorno es natural para su aprendizaje, mejorando su capacidad de atención y estimulando la participación, lo que contribuye a la mejora de los resultados académicos.

5. La pandemia provocada por la COVID-19 ha impuesto generalizadamente la enseñanza en línea. Esta modalidad no se limita a impartir clase mediante las plataformas de docencia virtual, sino que, además, ha supuesto en muchos casos la implantación de recursos docentes específicamente diseñados para la enseñanza a distancia y el autoaprendizaje.

Ante este escenario, muchos colegas han implementado iniciativas que procuran afrontar las necesidades a que se enfrenta la docencia universitaria. Su articulación exige al profesorado un esfuerzo adicional en la conceptualización, diseño y puesta en marcha de las experiencias.

Mediante la creación de un repositorio de actividades docentes, la AEPDA pretende facilitar la labor del profesorado universitario, ofreciendo iniciativas que puedan ser utilizadas por otros colegas, así como generar nuevas ideas o actividades mediante su reutilización